Taller de Presencia Escénica

¿Por qué desarrollar la Presencia Escénica?

Una de las mayores trabas de un cantante o músico a la hora de presentarse ante el público es la inseguridad. Esta inseguridad puede deberse al miedo a equivocarse, vergüenza de ser el centro de atención, preocupación por no ser lo suficientemente bueno, o muchas otras razones.
Esto nos va alejando de nuestra propia identidad, y va creando barreras para que no vean lo que “no deberíamos mostrar”. Los miedos e inseguridades afectan negativamente en nuestra postura y comunicación sobre el escenario, sin permitirle al músico disfrutar al máximo de su presentación, y empobreciendo la calidad del espectáculo.
Hoy en día no es fácil encontrar una propuesta educativa para artistas que incluya un desarrollo de Presencia Escénica, y es por eso que la escuela propone y promueve este taller.

 

Objetivos

Prepararemos a los estudiantes para exponerse frente al público, logrando una seguridad que les permita sentirse cómodos y ofrecer un mejor espectáculo al público concurrente. A su vez, se buscará disminuir la inhibición para poder interpretar de manera más precisa los ejercicios aprendidos en la escuela.

El curso desarrollará áreas del artista como:
– Conocer y percibir cada parte de su cuerpo, integrando todas las posibilidades comunicativas que éste ofrece
– Enfocar sus emociones y pensamientos en función del espectáculo
– Lograr seguridad sobre el escenario
– Aprender a trabajar en relación y escucha consigo mismo, con los compañeros, con el escenario y el público
– Desarrollar una buena presencia escénica

 

Metodología

El taller consiste de una clase semanal de 1 hora y media de duración.
Se inicia la clase con una relajación para desconectarse de las actividades diarias, y lograr una mejor concentración. Luego se realizan ejercicios de calentamiento para preparar el cuerpo y ponerlo a disposición de las prácticas y ejercicios que se vayan a hacer en la clase. Se trabajarán distintos juegos teatrales, ejercicios de relajación, visualización y reconocimiento corporal, y dinámicas de trabajo grupal. Se finaliza la jornada con otro momento de relajación para poder asentar los conocimientos adquiridos y las emociones transitadas durante el taller.
Para el desarrollo de las actividades se dispondrá del salón principal de la escuela, aislado visual y auditivamente para lograr un ambiente más íntimo y tranquilo. Se trabajará en grupos reducidos de 10 a 15 alumnos.



Envíanos un mensaje

Comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *